Contactenos    Links       

       

Hace sesenta años que los Salvatorianos llegaron a Venezuela, donde ahora están presentes en tres lugares: Caracas, San Félix y Mérida. En Caracas tienen una larga historia de apostolados sociales, especialmente en Catia. Este enorme barrio de chabolas se encuentra en las empinadas laderas de las afueras de la capital y está considerado uno de los lugares más peligrosos del mundo. Allí, nuestros cohermanos han fundado cuatro escuelas, un dispensario con una clínica móvil y dos casas hogar para niños.

Uno de los éxitos salvatorianos en Catia es La Constancia, una escuela primaria y secundaria completamente equipada, con un salón multiusos, un campo de deporte y laboratorios.

Las dos casas hogar – hogares de acogida para los niños de la calle y los jóvenes abandonados de Catia – se abrieron hace más de diez años. En El Encuentro se alberga a niños de 4 a 14 años, mientras que El Timón es para los que tienen de 15 a 21 años. En total, las dos casas salvatorianas son un refugio seguro para casi 30 menores y adolescentes. Nuestro cohermanos les proporcionan techo, formación y la posibilidad de crecer en un entorno familiar y sano en el que se cultivan los valores cristianos de la paz, la dignidad y el respeto mutuo. De hecho, de no ser por ellos, los niños no tendrían donde vivir salvo en la calle, donde son víctimas fáciles de las bandas del mundo de la droga, el crimen y la violencia. Nuestros cohermanos gestionan ambas casas a pesar de lo limitado de sus medios económicos.

En los últimos años, han iniciado un proyecto artístico y cultural en los locales de la Iglesia del Santo Cristo del mismo barrio de chabolas de Catia. El P. Luis Domingo Díaz lo dirige con éxito, organizando talleres artísticos, culturales y deportivos para los niños y niñas que viven en esta zona de Caracas, terriblemente pobre y con una altísima densidad de población. Así, estos niños y niñas marginados pueden cultivar sus intereses personales y desarrollar su potencial. Las diferentes actividades que se ofrecen regularmente – música, baile, dibujo, teatro, fútbol y voleibol – aportan estructura a la vida de los niños/as, les mantienen fuera de las calles y les ayudan a reforzar su autoestima, la confianza en sí mismos y la disciplina. La oportunidad de realizar y disfrutar estas actividades, de vivir momentos de alegría y compañerismo, ya ha inspirado a muchos niños/as, que ahora son conscientes de su talento y han empezado a poner estas nuevas habilidades al servicio de su comunidad.

Como en toda iniciativa social, los recursos humanos y financieros son clave. Este proyecto artístico y cultural cuenta con la generosidad de las Hermanas Misioneras de San Pedro Claver y sus benefactores, que concedieron una beca a través de SOFIA, así como con la oficina salvatoriana de misiones de Austria, que consiguió la financiación restante. No obstante, ninguna actividad sería posible sin la dedicación de la comunidad salvatoriana o el compromiso y la inspiración de los formadores, varios jóvenes con talento del propio barrio de Catia.

Dado que el proyecto ha resultado ser una hermosa vía de evangelización a través del arte, nuestros cohermanos están en proceso de desarrollar proyectos similares en Mérida y San Félix para ponerlos en marcha en 2017. ¡SOFIA está deseando seguir proporcionándoles apoyo!

1024pict0053
1024P1110248
1024P1110128
1024IMG9897
1024IMG9886
1024IMG9885crop
1024IMG9783crop
1024IMG9868crop
1024IMG0116
1024DSC0382
1024DSC0305
1024DSC0289
1024DSC0283
1024DSC0260

Franciscus Jordan

M

ientras Dios no sea glorificado en todas partes no puedes descansar ni un solo momento.

Salvatorianos en el Mundo

Albania  Alemania  Australia  Austria  Belorussia  Bélgica  Brasil  
Camerún  Canadá  Colombia  Comoras Congo  Equador  
Escocia  Eslovaquia  España  Estados_Unidos  Filipinas  
Guatemala  Hungria  India  Inglaterra  Irlanda  Italia  México  
Mozambique  Montenegro  Polonia  República_Checa  Rumania  
Russia  Sri_Lanka  Suíza  Suriname  Taiwan  
Tanzania  Ucrania  Venezuela